lunes, 7 de junio de 2010

EXILIOS DE CRECIMIENTO

El viernes pasado sucedieron algunas cosas que hacía mucho tiempo no ocurrían: conté en un espacio universitario que valoro y me encontré con mis viejos amigos. Fue un momento de retorno al líquido amniótico de lo que soy o lo que he dejado de ser en este recorrido de veinticinco años conscientes. fuí a contar a mi segundo hogar de narración la perola en narratón: cómo me hace falta contar en estos lugares! Me sentí transportado mágicamente una década atrás cuando por el afán de hacerme visible visite ese espacio sin permiso y empezó la larga reflexión que me llevo al exilio en 1999. Pero allí estaba: conté lo que ahora soy..lo que me define en ese instante de mi vida..una historia de máscaras muy vieja que me toca mucho.


Fui recibido con gran silencio y me provoqué la ensoñación deseada....


(Contando el cuento oriental de las caretas).


Estaba a punto de irme a casa a mi espacio de espera. Martín llegó retrasado, también con ganas de contar: me invitó a escena y pensé de nuevo con encontrarme con el que había sido hace una década. Contar lo que hace mucho no se cuenta se volver a observar la realidad con unos Binoculares que hace un montón no usas. Gran sensación...gran movimiento de recuerdo; aquel que contaba así y que yo había exiliado un poco regresó para relajarme el alma, para recordarme que también es una parte de mí que debo involucrar en mis nuevos proyectos...pero con una interpretación diferente. Irreversiblemente ese final de tarde me hizo pensar -mientras le ponía un sello a la visa de turista al mateo del ayer - que no es malo observar lo que se ha avanzando en el camino recorrido. Buenos momentos cuando rompí ese exilio.

 

(contando a dos voces 6 años que no mostraba ese trabajo, aquí con martín)


Fuimos ya en la noche a comer algo y apareció mi buen amigo Vladimir. Allí estaban como antaño las viejas voces y de repente: vladimir el buen ángulo de pentágono de mis

amistades de primer orden llegó de sorpresa. Está trabajando en el Instituto Smitsoniano y eso nos llenó de orgullo. Presentamos todos nuestros avances, nos alegramos de nuestros crecimientos y pensamos que cuando estamos cerca...estuvimos alejados...y que ahora lejos...valoramos estos pequeños pero fabulosos momentos de memoria y risa compartida. Pensé en esa idea de auto exilio del mundo que nos roda. Pensamos tal vez en el Hastío de las viejas palabras que nos dan forma en la cotidianidad y buscamos nuevas palabras..avanzamos ...nos vamos lejos..o no nos alejamos mucho del árbol genealógico...pero vemos como crecen los demás como avanzan y retrocedemos un momento para compartir una cerveza, un tabaco y esa -ahora- añorada palabra de viejo amigo.



¿cuántas veces me he exiliado?: de mi familia, mis compañeros de trabajo, de mi mismo?



Y lo que más te sugieren estos encuentros es que no solo aprecias sus palabras de apoyo..o sus viejos consejos que suenan nuevos...no; tampoco es esas expresiones de gran camaradería que te gritan lo viejo, flaco o gordo que " te has puesto" ..nop; lo que más sugiere es encontrarte a tí mismo en las palabras del otro, en sus recuerdos, en la importancia que te dan en su vida: eso es lo sugerente, lo importante.



Y estando compartiendo el buen recuerdo nos ocurre algo espantoso: roban la maleta de vlado. Que mierda de ciudad!..Decimos todos.... dejamos de compartir y nos queda la sensación de volver a nuestra realidad entrecortada por los que no comprenden el valor de esto encuentros. Se hace necesario volver a exiliarse y declararse en estado de sitio...o en estado de autismo sostenido. Pero en ultimas estos exilios se vuelven importantes para avanzar, para crecer…Para sostener el sentido o los nuevos sentidos que deseas darte en la vida. Así que deseo denominarlos " exilios de crecimiento". Si no me hubiese alejado, no lo valoraría. Tal vez no crecería tanto como lo he hecho...allí radica esa magia de tejer tu propio destino...qué lejos estos de aquel que contaba hace 10 años en la perola con el que contó el viernes en la tarde: pero que cerca se siente la sensación de la diferencia y es allí donde se aprende del entorno y de ti mismo.



Es curioso! acabo de pensar que, seguramente los prejuicios formados a otros, parten de esas imágenes y representaciones que tenemos de ellos de antaño: cómo sería de bueno para mí o los demás dejar de lado esas categorías viejas y hacer una actualización de la representación del otro...darse el tiempo de conocer lo que ha aprendido, lo que ha vivido en su arrume de exilios particulares. Como es costumbre en estas reflexiones bloggeras, camino a casa con algunos videos de anime y la sensación de los encuentros: conmigo mismo y con mis buenos parceros, entoné mi retirada. Llegué a la cola de emigración mental y esperé "paz siente mente " mi turno para poder tener visas múltiples y poder visitar a mi pasado y a mis amigos más que de costumbre, esperando que alguien llegue de sus exilios para ofrecerle un buen derecho de hospedaje.

1 comentario:

Merioma dijo...

Encantada de pasar por aquí y saludarte.

Te mando besos y abrazos.

mateo cuentacuentos

Loading...

Musica divagamundos ( si desea ver los videos o la TV en vivo pause este reproductor)

Archivo del blog

para ver y comparar

La tierra de las palabras andantes

La tierra de las palabras andantes
En la función del abrapalabra del año pasado 2008 antes de perderme en la niebla. que gran función.

MADE AGAN

MADE AGAN
"Contar es un viaje..al interior de nosotros mismos. por eso soy un navegante de aqui adentro" Jorge Arellano Valencia, Venezuela/ en la foto gato, chester y franco en Terra.

el oceano pacifico

el oceano pacifico
Un encuentro con el oceano antes de ver las ballenas en Puerto Lopez.si notan bien hay pescadores sobre el mar.

Carper Diem

Carper Diem
Aprovecha el dia vive el momento. Foto El viejo espacio de Usaquen.

PREZI

viejos recuerdos

viejos recuerdos
Una experiencia en la mitad de mundo (Ecuador)Cristina esposa de garzon.angela.campanari.amalia y yop/ hace unos años que buena compañía